PROPÓSITO

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Comenzamos un nuevo año y es uno de los momentos, junto a la vuelta de las vacaciones de verano, en los que un gran número de personas se proponen introducir algunos cambios en sus hábitos cotidianos para conseguir una vida más satisfactoria.

Hace unos años se realizó en nuestro país una investigación para intentar averiguar que porcentaje de personas, entre las que se propusieron introducir cambios en sus vidas modificando hábitos o conductas, fue capaz de conseguirlo.

Cada uno de nosotros tenemos nuestro propio punto de vista y unas necesidades particulares, sin embargo, algunos de estos propósitos para mejorar nuestra forma de vida son compartidos por la mayoría, porque muchas personas se proponen hacer ejercicio, dejar de fumar, perder peso, liquidar o reducir deudas, etc.

Los datos de la investigación indicaban que menos del 10% de las personas que se habían planteado introducir cambios en su vida lo habían logrado, entiendo que estarás de acuerdo conmigo, se trata de un porcentaje bajo.

Y ¿porque sucede esto? desde luego que no es por nuestro carácter o idiosincrasia nacional, es por algo mucho más sencillo, introducir cambios de estas características implican modificar nuestros hábitos cotidianos.

Para modificar o adquirir nuevos hábitos necesitamos entender y aceptar que los hábitos son conductas que después de haber repetido multitud de veces, hemos integrado en nuestros comportamientos cotidianos y ahora realizamos automáticamente.

Autoengañarse no es sano y aunque inicialmente pueda resultar motivador plantearse objetivos, si no son realistas lo más probable es que no los alcancemos y como resultado final lo único que conseguiremos será frustración personal.

Mi experiencia en múltiples situaciones vividas durante años con personas muy distintas me ha enseñado que hay algunas cosas que nunca funcionan y una de ellas es introducir cambios, sin embargo, si te planteas cambiar una cosa, una sola cosa, tus probabilidades de éxito se multiplican.

Hoy desde aquí me atrevo a proponerte un objetivo para cumplir, solo uno, y lo hago porque es un objetivo que debemos considerar como imprescindible para cualquier persona, aquí no importa la edad que tengas, tu estado civil, si eres progresista, conservador, si ganas mucho o poco dinero o cualquier otra característica que pueda diferenciarte del resto de personas.

El objetivo que te propongo es que no gastes todo el dinero que ganas, es sencillo y fácil de recordar, te recomiendo que seas tolerante contigo mismo porque cambiar hábitos no es un trabajo sencillo, te lo digo por la experiencia adquirida sobre mis propios hábitos y también por la de otras personas a quienes ayudo a conseguirlo.

Si necesitas ayuda cuentas con nuestra experiencia profesional, estamos aquí para colaborar contigo analizando cualquier iniciativa que puedas considerar interesante proporcionándote información útil que te permita tomar decisiones razonadas y asumibles.

Nosotros en SEL-DEK disfrutamos ayudando a otras personas para que puedan vivir más tranquilos, puedan darles a sus hijos la mejor educación, en definitiva, para que con nuestro apoyo consigan vivir un poco mejor cada día.

En SEL-DEK somos profesionales independientes y trabajamos todos los días con un objetivo, mejorar la situación económica de las personas que nos piden ayuda.

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda para mejorar tu situación financiera?

Escríbenos y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja una respuesta