ENSEÑAR

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Siempre he creído que la mejor forma de enseñar, la más provechosa, es aquella que hace participar a quienes van a aprender en el proceso de enseñanza.

Hay quienes piensan que lo adecuado es adoctrinar pero, tal como yo lo veo, eso tiene mucho más que ver con la memorización y la repetición que con lo que debe ser la enseñanza.

Porque la enseñanza no es privativa de los centros educativos, desde el momento en que nacemos estamos aprendiendo, unas veces porque nos enseñan, otras porque aprendemos con la práctica.

Muchos juegos son un método muy adecuado para conseguir que los niños aprendan a compartir, a colaborar o para que se familiaricen con determinados comportamientos sociales.

Nosotros los seres humanos tenemos importantes diferencias con el resto de los animales del planeta Tierra, entre ellas, la capacidad de razonar, cosa que ningún otro ser de este planeta posee.

Gracias a esta ventaja, el raciocinio, crecemos aprendiendo y además contamos con la ventaja de poder seguir instruyéndonos con la ayuda de un maestro que sepa ayudarnos, orientarnos y facilitarnos el aprendizaje.

Tengo que decir que yo sigo aprendiendo, a veces de personas, otras veces de situaciones y por supuesto que también de lo que otros han dejado escrito en libros, aunque como ya he dicho antes, me siento más a gusto cuando consiguen hacerme formar parte del proceso de enseñanza.

Cuando dejamos de aprender dejamos de progresar, si no progresamos estamos quietos, detenidos, estancados, el mundo no se detiene, el mundo sigue adelante sin pausa y si nosotros no lo hacemos corremos el riesgo de quedar atrás.

En estos momentos estamos inmersos en un torbellino gigantesco, antes del coronavirus ya convivíamos con el cambio que está produciendo en nuestras vidas todo lo relacionado con la informática y la robótica.

Ahora nos acompaña también la tragedia cotidiana que produce el virus SARS-CoV-2 que todos los días sigue matando cientos de personas en este país, aunque parece que aquí a nadie le importa demasiado, y por si eso no fuera suficiente tenemos frente a nosotros el horizonte económico más oscuro del que se tiene noticia desde hace más de cien años. 

Es un momento muy adecuado para seguir aprendiendo y para no hacer caso a lo que te digan, escucha e investiga, investiga sobre lo que te cuentan, utiliza tu cabeza y razona sobre lo que te han contado y lo que has investigado.

¿Te atreves a llevarle la contraria a ese señor francés del siglo XVII, ese tal Voltaire que dijo:  El sentido común es el menos común de los sentidos? Yo si y me gustaría que tú también te implicaras.

Llevamos tiempo trabajando con personas y empresas para hacerles ver que el mercado laboral y la sociedad en la que vivimos está cambiando, ahora la pandemia ha acelerado todo.

Vivimos en el mismo mundo que tu y desde hace años ayudamos a personas y empresas a optimizar sus recursos, a reducir gastos para poder seguir adelante y disponer de una vida futura con algo más de equilibrio.

En SEL-DEK trabajamos con personas y empresas aportando nuestra experiencia para que dispongas de un aliado que colabore contigo y te ayude a vivir un poco mejor cada día.

Somos profesionales independientes y trabajamos todos los días con un objetivo, mejorar la situación económica de las personas y empresas que nos piden ayuda.

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda para mejorar tu situación financiera?

Escríbenos y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Comparte en redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja una respuesta