Cómo ahorrar en el Supermercado

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La compra se puede convertir en una lucha contra los sentidos alimentados por señales y mensajes que intentan atraernos. Hay que saber reconocerlos.

Ahorrando en el Supermercado

Cuando vamos a la compra tenemos que llevar una lista de la compra que hayamos hecho con tranquilidad, en casa, anota en ella lo que de verdad necesites apuntándolo.

En la tienda, compara precios, algunos productos de marca blanca pueden servirte igual que los de marca y tienen un precio inferior.

Compra lo que vayas a consumir para no tener que tirarlo, porque tirar un producto caducado es un despropósito igual a tirar billetes o monedas a la basura.

Nunca compres por impulso, para eso has elaborado la lista de la compra porque hay técnicas de marketing desarrolladas para que los consumidores compremos, no lo que necesitamos, sino lo que nos quieren vender, se emplean los olores, la música, , las luces, los colores, la temperatura, el lugar dónde se sitúan los productos (tanto en la tienda como en las estanterías), esta tarea se hace frecuentemente porque en estos establecimientos miles de productos de alimentación, bebida y limpieza “compiten” por llamar nuestra atención y el objetivo a conseguir es que compremos el mayor número de ellos.

La próxima vez que hagas la compra fíjate que muchos de los productos anotados en tu lista de la compra están al fondo del establecimiento: leche, aceite, pan, fruta… Para llegar a ellos te harán transitar por pasillos, diseñados estratégicamente para que veas los denominados “productos irracionales”, que son aquellos que no necesitas comprar… pero que, probablemente, acabarán en tu cesta o carrito.

Es normal que los establecimientos de alimentación quieran vendernos el mayor número de productos posible, de nosotros depende decidir si gastamos nuestro dinero en esos establecimientos comprando productos que no necesitamos o si utilizamos ese dinero para mejorar nuestra vida.

Compra lo que necesites comprar y si te quieres dar un capricho llévalo anotado en tu lista de la compra.

Si no puedes resistir la tentación haz la compra desde el ordenador de tu casa, es más cómodo y se ahorra mucho tiempo. Cuanto llegue tu pedido revisa siempre el tiquet.

Aplicando estas estrategias conseguirás ahorrar en el Supermercado

¿Tienes alguna duda? ¿Necesitas ayuda para mejorar tu situación financiera?

Escríbenos y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Deja una respuesta